Tres sencillas formas de cargar tu bici en el coche. ¡Ella también merece unas vacaciones!

Si eres adicto a montar en bici, sabrás las muchas ventajas que tiene este medio de transporte por encima del resto: no contamina, es ligero, no precisa de carnet para conducirlo y te regala unos magníficos momentos para compartir en familia. ¿Por qué no cargas tu bici en el coche y la llevas de vacaciones?

Existen tres formas correctas de hacerlo:

Dentro del coche
En el techo
En la parte trasera

Cualquiera de las tres modalidades requiere de un montaje con distintas características:

Cargar la bici en el coche

Hablamos de la manera más sencilla y barata ya que, con sólo desmontar la bici (ambas ruedas, por ejemplo) y sujetarla bien es suficiente.

Cuidado con el sistema de anclaje, debe sujetarla completamente, no se puede mover ni en caso de frenada brusca y aún menos compartir asiento con algún pasajero ya que, éste podría salir perjudicado en caso de accidente. Algunos coches actuales tienen un sistema de anclaje para tal efecto.

 

Ponerla en una baca para bicicletas

Te sugerimos distintas maneras de conseguir tu baca: desde compararla en el mismo concesionario de tu coche a modo de accesorio, hasta conseguirla, mucho más económica, en el mercado de segunda mano.

Si eliges compararla de la misma marca que tu coche, la gran ventaja es que seguro encajará perfectamente en el techo, ganando así en seguridad. La desventaja es que suele ser más caras que la de “marca blanca”.

Puedes encontrar bacas de 1, 2 o hasta 3 módulos y lo único que debes tener en cuenta es que la altura de tu coche subirá y por tanto, deberás extremar precauciones, por ejemplo cuando pases por los peajes de las autopistas.

Otro aspecto a tener en cuenta es que colocar una baca para bicicleta  afecta a la estabilidad y tendrás que circular más lento.

Su ventaja principal reside en la comodidad: el cubículo de tu coche queda libre y no tienes que desmontarla para acceder al maletero.

Llevar la bici en la parte trasera

Bien sea pendiendo del portón o mediante un enganche colocado en la bola del coche.

Si eliges la opción de llevarla en el portón trasero debes estar bien seguro de que no tapa ni luces, ni matrícula del vehículo.

En la conducción salvo que dificulte la visión trasera del conductor, no influye demasiado.

Lo que sí debes tener en cuenta es que, si bien el maletero te quedará libre para poner maletas, no lo podrás abrir. Es un sistema que no se puede quedar colocado a diferencia de la baca.

Y otra desventaja es que, al ser un sistema de quita y pon, puede ocasionar desperfectos en la chapa del coche fácilmente.

La última opción que te comentamos es la más cara, pero si sueles llevar siempre la bici contigo, posiblemente sea la más segura y cómoda en definitiva. Se trata de añadir un enganche a tu coche que se aguante mediante la bola trasera. Este enganche de bola puede arrastrar hasta 45 kilos o 3 bicicletas con cuadros de hasta 70 mm.

Para evitar sustos y multas aplica estos consejos:

  • Lleva tu bici en el coche siempre bien sujeta.
  • Que no tape ni la visibilidad del conductor, ni la matricula ni las luces del coche.
  • Que no sobresalga un 10% más de la longitud por delante o por detrás. En caso contrario tendrás que señalizarlo mediante una placa V20. No señalizarlo pude acarrearte una multa de 200€.
  • Tampoco puede sobresalir lateralmente.
  • Cuidado en no superar el límite de carga de tu portabicicletas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *